In photos: Thousands march for Australian Aboriginal rights and recognition in Sydney

Scroll for photos.
Fotos a continuación.

More than 3,000 people rallied in support of rights for Australian Aboriginal people, bursting onto the streets from The Block in Sydney’s Redfern. The Invasion Day march is held each year, with today marking 223 years since the British invasion on the continent. Young Aboriginal men performed traditional dances in the middle of one of Sydney’s largest avenues, with the march then meeting the Yabun Festival in Victoria Park for music performances and talks by elders. Event organisers Fighting In Resistance Equally reported that the protestors’ route was lined with “almost a kilometre of marchers”.

Each year Invasion Day evokes traumatic reminders of brutal massacres, separations of families during the Stolen Generation era, and the ongoing discrimination and disadvantage faced by Aboriginal Australians in the present day. This month in the lead up to 26 January, debate sparked over a potential future change to the date of Australia’s national public holiday has created significant divisions in the community and from both sides of politics.

The red-yellow-black flag design is synonymous with Aboriginal Australian peoples, as its black (Aboriginal people), yellow (sun, giver of life) and red (earth) earth together signify cultural connection to the land and resistance.

Más que 3 mil personas marcharon hoy en una demostración de apoyo para la gente indígena australiana, saliendo del sitio histórico The Block en el barrio de Redfern, Sídney. Marchas del Día de Invasión tienen lugar cada año el 26 de enero a través del país y la de hoy marcó los 230 años desde hace la invasión colonial continente de Australia por Gran Britania en 1788. Jóvenes indígenas interpretaron danzas tradicionales en el medio de una de las avenidas más grandes de Sídney antes de que se llevara a cabo la marcha con la llegada al Festival Yabun en Parque Victoria, donde se realizaron rendimientos musicales y discursos por los ancianos indígenas (elders). Los organizadores del evento FIRE (Luchando Igualmente En Resistencia) comentaron que la ruta de la procesión, con su distancia de casi un kilómetro, se había llenado casi totalmente de manifestantes.

Cada año el Día de Invasión le evoca a la gente indígena los recuerdos más traumáticos de masacres brutales, divisiones de familias durante la época de las generaciones robadas tanto como la discriminación y las desventajas experimentadas por estos grupos en la actualidad. Este mes, mientras se acercaba el día 26 de enero, seguía mucho debate sobre el propuesto de cambiar la fecha del día nacional australiano a otra, generando divisiones visibles dentro de la comunidad y entre los dos lados de la política.

El diseño de la bandera de colores rojo, amarillo y negro se construyó para simbolizar a la gente indígena (negro), el sol como dador de vida (amarillo) y la tierra (rojo). Junto con sus elementos la bandera significa la conexión cultural que tienen las varias culturas indígenas con su tierra tanto como su resistencia política unida.